• Fabiola Veytia

Adolescencia y drogas ¿Qué debo saber?

¿Algo no marcha como de costumbre con tu jovencito en casa? Señales que demuestran que tu adolescente consume drogas habitualmente.


“Ciudad desmantelada y sin muralla es el hombre que no domina su genio.” Proverbios 25, 28

¿Tu chiquito tiene más apetito que de costumbre y se muestra antisocial e iracundo? ¿Esa niña linda que dejó de jugar con sus muñecas desaparece ahora por las noches y aparece en el desayuno con los ojos rojos y con aliento a alcohol? ¡Ten los ojos bien abiertos! ¡Tus hijos podrían consumir estupefacientes! La mariguana y el alcohol están hoy más cerca que nunca al alcance de tus hijos.

Puede resultar verdaderamente aterrador, como madre o padre, pensar que ese chiquito al que hemos educado con sumo cuidado durante más de una década, pueda hacer uso habitual de drogas. Realmente el uso de drogas en adolescentes es más común de lo que imaginamos y es un problema de salud pública muy serio. Según estadísticas, para 2015, el 58% de los egresados de bachillerato había probado alcohol en ese año y más del 36% habían utilizado mariguana. Los farmacodependientes se contabilizaron hasta en 12.9%. El uso de drogas en los adolescentes puede acarrear complicaciones muy serias por el resto de sus vidas. Es sumamente importante, que como padres o tutores, seamos capaces de ubicar el problema con prontitud y darle solución.

Enlistamos aquí algunos signos que es conveniente identificar para tener bien ubicado el problema.

1. Cambios en hábitos rutinarios



Estos pueden ser el primer signo en manifestarse y puede ser muy fácil desestimarlos pues podemos llegar a entenderlos como eventos aislados y sin trascendencia. Muchas veces podemos notar que realmente algo no va conforme a la normalidad cuando se acumulan varios de los siguientes cambios de rutina: nuevos antojos, incremento o falta de apetito, un cambio en el grupo de amigos, quejas de profesores acerca de faltas de conducta o bajas calificaciones. Debemos permanecer siempre alertas e identificar si dos o más de estos signos se manifiestan.

2. Cambios en la apariencia física

Los cambios pueden variar al depender de qué sustancia se utilice y puede ser más difícil de identificar. Busque: ojos inusualmente rojos, heridas hechas sin explicación alguna, mangas largas en climas calurosos cuando generalmente deben llevarse mangas cortas, mejillas enrojecidas, falta de aseo personal o apariencia descuidada, suciedad en dedos y labios, temblores o temores sin explicación, olores inusuales en la ropa o en el aliento (podrían cargar consigo goma de mascar o mentas para disfrazarlo), sangrado nasal o escurrimiento nasal sin tener alguna gripa, chuparse los labios constantemente, entre otros.



3. Comportamiento secreto

Muchas veces, los niños son reservados o introvertidos, sencillamente porque así son por naturaleza, y eso puede ser normal en el caso de tus hijos. Sin embargo, cuando un extrovertido empieza a volverse reservado, o un introvertido comienza a aislarse y reservarse aún más, es momento de mirar de cerca y atender el caso. Algunos comportamientos inusuales incluyen: desaparecer por las noches o durante largos períodos de tiempo, cerrar las puertas con seguro, evadir el contacto visual, robar o irse de pinta en tiempos de escuela, actividades extracurriculares o de trabajo, por ejemplo.



4. Cambios en casa


Algunos cambios en casa pueden hacernos ver que algo no marcha bien, tales como encontrar objetos indebidos o alcohol. Sin embargo, en algunas ocasiones los cambios pueden llegar a resultar más sutiles. Manténgase alerta de cambios inusuales en el ambiente doméstico tales como: encontrar recipientes que usted no reconoce, accesorios de drogas como dispositivos para fumar, gotas para las ojos, encendedores de butano o jeringas; abolladuras en el carro sin explicación alguna; recetas de medicamentos que usted no reconoce, medicamentos que usted no identifica o la sola presencia de alcohol escondido.



Muchas veces estos signos pueden ser señales de que se vive tan solo la adolescencia, sin embargo debemos estar muy alertas y ser muy cautelosos si existe un problema más serio que requiera una guía en particular, con la asistencia de un profesional.


Hable con los muchachos, pregúnteles directamente si están usando drogas, y de ser así, bríndeles su apoyo para que juntos puedan solucionar las diferencias. Tenga siempre preparado algo que responder y si el muchacho o la muchacha sigue escondiendo el uso de drogas, recurra a un especialista, con el mayor de los tactos y prudencia. Debe haber cambios sustanciales en su rutina de vida, si es que el jóven ha usado drogas. Si se confirma que las ha usado, lo primero es retirarle su licencia de conducir si es que cuenta con alguna. De acuerdo con DrugAbuse.gov, los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte entre jóvenes de 16-19 años. También, alrededor del 10% de los jóvenes egresados de bachillerato habían conducido bajo los efectos de la mariguana o del alcohol. El uso de drogas realmente puede incrementar el riesgo de accidentes automovilísticos, y lo más importante después de tener conocimiento acerca del uso de sustancias nocivas por parte de un adolescente, es procurar que el joven se mantenga seguro.

¿Subestimas los efectos de las drogas en la vida cotidiana? Los efectos de las drogas son devastadores en el cuerpo y en el espíritu. Te dejamos un breve corto animado sobre los efectos de las drogas: https://www.youtube.com/watch?v=0WaYLWDPMB0

¿Has estado expuesta a este problema recientemente? ¿Cómo has lidiado con él? ¿Qué consejos le darías a quienes pasan por lo mismo? Conversa en tu comunidad acerca de esto y compartan experiencias para superar estas adversidades. Recuerden que las puertas de la Iglesia siempre estarán abiertas para ayudarles, que en el confesionario siempre tienen un aliado incondicional que las escuchará y en ella siempre obtendrán un abrazo reconfortante.


“le dieron de beber vino con hiel. Él lo probó, pero no quiso tomarlo.” Mateo 27, 34.



¿Te gustó este artículo? Te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.

¿Quieres adquirir más herramientas para acompañar a tu familia en su desarrollo y guiarlos lo mejor posible? Te invitamos a unirte a uno de nuestros #centrosamsif aquí te dejamos el link donde puedes encontrar tu centro más cercano o contáctanos para unirte a un centro amsif de manera virtual.


https://www.amsif.org.mx/centrosamsif



123 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo