“Señor, haz que convenza”

En el momento de escribir este número de Compartiendo, nuestro excelente medio

de información y comunicación, seguramente estaremos de vacaciones, sin dejar de hacer proyectos para una calidad de vida personal, familiar y para todos los que integramos nuestros queridos Centros, que son la razón de que exista Amsif, Participantes, Animadoras, Egresadas y desde luego, nuestros Asesores.



Mi mensaje tiene ahora una especial invitación.

iRetomar la IDENTIDAD de AMSIF! AMSIF tiene sus orígenesespeciales y trascendentes. Llevamos un método propio que debe siempre dar respuesta sus opiniones preferenciales, criterios y actitudes.

Tiene también su propia Naturaleza y Fundamentación Teológica y Antropológica que encierra lo que somos como grupo apostólico. AMSIF tiene sus expresiones de Espiritualidad, la Palabra de Dios que ocupa el primer lugar; ya que al conocerla, hay que hacerla vida para que nuestra vida se transforme. La Liturgia de la Vida, que une a la Liturgia de la Iglesia con la Liturgia del quehacer diario y el servicio de AMSIF. La devoción, amor y seguimiento del ejemplo de María como mujer y Madre generosa.



AMSIF tiene una estructura que es básica para el buen funcionamiento de toda institución o grupo. Estructura que no es poder ni protagonismo, que es un MINISTERIO ordenado a coordinar el esfuerzo de todos; a animar, a fin de que la Misión se realice a todos los niveles, a promover la unidad y aquí las invito a reflexionar en la 1ª, Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1, 10-13, en la que nos invita a estar unidos en un mismo sentir, en un mismo pensar. A vivir en concordia, a vivir con y para Cristo.



Santa Teresa, a la que tanto admiro, decía: “Señor, haz que convenza”. Esto es lo que tenemos que hacer todos los miembros de Amsif a través de nuestro compromiso y testimonio cristiano y con nuestra claridad de pensamientos y sentimientos.

Felices y muy merecidas vacaciones en las que todas estamos unidas en oración, en especial en una época de trascendencia para nuestra Asociación. Recordemos que la oración es la llave que abre la puerta por la mañana y la cierra por la noche.

Las quiero mucho.

Carmelita.

Compartiendo Julio-Agosto 1996


62 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo