top of page

Dinámica de Navidad para vivir en familia

¿Quisieras vivir el verdadero sentido de la Navidad este año? ¿Reflexionar en familia como Dios se hará presente en cada uno de nosotros y en nuestras vidas y cómo transmitir esto a los demás?


¡Te invitamos a hacer la siguiente dinámica en tu comida o cena navideña!


Previamente a la cena imprime el documento que te dejamos en la parte inferior de este post y recorta individualmente cada uno de los personajes del pesebre que se describen a continuación. Coloca cada personaje doblado debajo del plato de cada miembro de la familia y cuando ya estén todos a la mesa invita a cada uno a leer su papelito y compartir una reflexión si lo desea.


Si en tu familia son menos miembros que los personajes, elige los más importantes, si son más puedes imprimir dos copias y repetir personajes.



Deseamos que esta dinámica inunde un espíritu de reflexión, el Señor viene para quedarse en cada uno de nuestros corazones.

María: Representa la humildad, fidelidad y el amor a Dios. Siempre atenta a los llamados del Señor y preocupada por servir a los demás. Durante este año 2023, tendré una actitud de escucha en mi oración, para saber qué quiere Dios de mí. Me esforzaré por estar atento a las necesidades de quienes viven conmigo, escuchándolos y ayudándolos.


El niño Jesús: Le pediré al Niño Jesús que sea mi guía espiritual, que se aloje en mi corazón para poder transmitir su amor al mundo. Esta es la misión que me encomienda el Divino Niño para este año 2023.

José: Hombre justo y piadoso, esposo de la Virgen María y padre adoptivo de Jesús, supo asumir las contrariedades de la vida y las enfrentó desde la ayuda divina, confiando en la divina providencia. Cuidó y protegió a la Virgen y al Niño Jesús, ubicándose siempre en segundo plano, trabajando para que nada les faltara a su mujer y a su Hijo. Durante este año 2023, año de San José, me esforzaré por imitarlo, trabajaré con entusiasmo, haciendo lo que debo hacer, siempre y puntualmente, con una sonrisa en los labios.



El pesebre: Representa sencillez y humildad. La camita de Jesús no tuvo sábanas finas ni colchón de lana. Fue sólo un poco de paja, pero acogió con suavidad al hijo de Dios. Durante este año 2023, seré atento y cálido con los demás, escuchando sus problemas, dándome tiempo para oír a quienes me necesitan y visitando a quienes están solos. Me esforzaré por tener siempre una palabra amable a flor de labios y ayudar a todos los que me rodean. La Estrella: La estrella de Belén alumbró el camino de los Reyes Magos y supo dar luz en la oscura noche de Navidad. Durante este año 2023, iluminaré el camino de quienes viven a mi alrededor, entregando siempre el mensaje esperanzador que Jesús trajo al mundo, seré su instrumento, iluminando con su luz el camino de quienes están tristes y desvalidos.

El buey: Este animal trabajador y bueno no se luce nunca. Nació para caminar a paso lento, pero llevando grandes cargas que otros no pueden tirar. Durante este año 2023, trataré de alivianar las cargas de los demás: les ayudaré en sus deberes, enseñaré a los que no saben, ayudaré en los trabajos más humildes, consolaré a los que están tristes. Me esforzaré por pasar desapercibido, sirviendo con humildad en todo trabajo que me pidan y no diré no puedo, estoy cansado, a mí no me corresponde.

El burro: Su misión era mantener caliente con su aliento, la cuna del niño Jesús. Durante este año 2023 me esforzaré por mantener en mi hogar un ambiente cálido y amoroso. Este animal tímido y humilde trasladó a María embarazada hasta Belén y en el Nacimiento calentó con su aliento al Niño Jesús. Durante este año 2022 seré el "burrito de María", el que acerca a María a los que más lo necesitan. Me esforzaré por poner la nota de calor entre quienes me rodean, teniendo siempre una actitud acogedora, un comentario entusiasta, una acción positiva hacia los demás.

La Oveja: Las ovejas junto a la vaca y el buey se conocen en el pesebre como "el Santo Misterio". ... Estos, sin dudarlo abandonaron sus rebaños y fueron corriendo a adorar al Niño Dios. Durante este año 2023 Jesús me pide “Adoración”, por lo que procuraré visitarlo en el Santísimo con frecuencia.

El Camello: El camello es quien trasladó al rey mago. Es símbolo de obediencia a su jinete, servicialidad y constancia. Durante este año 2023 Jesús me pide descubrir que quiere Él de mí, para poder obedecerle, cumpliendo así su maravilloso plan. También espera que sea servicial con todas las personas que me rodean. Los pastorcitos: Ellos eran sencillos trabajadores que estaban cuidando sus rebaños, cuando supieron que Jesús había nacido corrieron a adorarle. Durante este año 2023, tendré una actitud de sencillez frente a las cosas y a las personas. No pediré grandes cosas para mí, me contentaré con lo que Dios me da cada día. Me esforzaré por ser sencillo, no me enojaré cada vez que no me tomen en cuenta, no escuchen mi opinión o yo no sea el centro de la fiesta. Pastor anciano: Representa la humildad, sencillez, servicio, ayuda y alegría del hombre que cuida con amor a su rebaño. Durante este año 2023, cuidaré con amor a mi familia, a las personas que tenga a mi cargo y las guiaré a Jesús, procurando que todos vayan a Misa los días domingos.

Cordero: Luego de que se les apareciera el Ángel a los pastores dándoles la noticia de que había nacido el Mesías, estos se pusieron en camino y fueron los primeros en visitar al recién nacido Niño Jesús. Le llevaron de regalo: un cordero, requesón (queso) y almendras. Durante este año 2023 Jesús me pide “ser su regalo”, con todo lo que soy y tengo. Dios me ha hecho nacer en esta época de la historia y en este lugar del mundo por una razón, me ha encomendado tareas, por eso debo estar atento para ver las mismas oportunidades que Él ve y al descubrir su plan, trabajar con entusiasmo y amor, para gloria de Dios.


Rey Mago Baltazar: Baltasar es quien le obsequió a Jesús MIRRA. La mirra es una sustancia que se untaba en los cuerpos de las personas que morían. Con esto manifestaba que Jesús también es hombre y que habría de morir para salvarnos. Los Reyes Magos venían de Oriente y tuvieron que hacer un largo viaje, solo guiados por una estrella. Tenían fe en que era Dios quien los conducía, pues sabían que llegarían a ver a su Hijo. A través de sus obsequios (oro, incienso y mirra), le muestran a Jesús su naturaleza real, divina y humana. Durante este año 2023, rezaré cada día, pidiendo a Dios que aumente mi fe. Como a los Reyes Magos, no me importará el cansancio, pues estoy seguro que llegaré a ver a Jesús. Y como ellos le ofrecieron oro, incienso y mirra, yo ofreceré a Jesús los talentos que él me ha dado, para ponerlos al servicio de los demás.

Rey Mago Melchor: Melchor es quien le obsequió a Jesús ORO. El oro era propio de los reyes y por eso se lo regaló a Jesús, Rey de Reyes. Por lo tanto lo honramos cuidando que su Reino de Amor, Justicia y Paz se extienda en la Tierra. Los Reyes Magos venían de Oriente y tuvieron que hacer un largo viaje, solo guiados por una estrella. Tenían fe en que era Dios quien los conducía, pues sabían que llegarían a ver a su Hijo. A través de sus obsequios (oro, incienso y mirra), le muestran a Jesús su naturaleza real, divina y humana. Durante este año 2023, rezaré cada día, pidiendo a Dios que aumente mi fe. Como a los Reyes Magos, no me importará el cansancio, pues estoy seguro que llegaré a ver a Jesús. Y como ellos le ofrecieron oro, incienso y mirra, yo ofreceré a Jesús los talentos que él me ha dado, para ponerlos al servicio de los demás. Rey Mago Gaspar: Los Reyes Magos venían de Oriente y tuvieron que hacer un largo viaje, solo guiados por una estrella. Tenían fe en que era Dios quien los conducía, pues sabían que llegarían a ver a su Hijo. A través de sus obsequios (oro, incienso y mirra), le muestran a Jesús su naturaleza real, divina y humana. Gaspar es quien le obsequió a Jesús INCIENSO. El incienso es un aroma que antiguamente solo se ofrecía a la Divinidad. Con esto quedaba de manifiesto que Jesús es Dios. Por lo tanto reconocemos a Jesús como Dios y lo honramos alabándolo y adorándolo como Señor nuestro y de todo lo que existe. Durante este año 2023, rezaré cada día, pidiendo a Dios que aumente mi fe. Como a los Reyes Magos, no me importará el cansancio, pues estoy seguro que llegaré a ver a Jesús. Y como ellos le ofrecieron oro, incienso y mirra, yo ofreceré a Jesús los talentos que él me ha dado, para ponerlos al servicio de los demás.

El ángel: Se le apareció a los pastores y les dijo “Os traigo una buena noticia, ha nacido hoy un Salvador, que es el Mesías, en la ciudad de David. Tendrán por señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y reclinado en un pesebre” Al instante se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial que alababa a Dios diciendo “Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”. Jesús espera de mí en este año 2023, que anuncie a todos los hombres, no sólo con mi boca, sino sobre todo con mi ejemplo