Mujeres Extraordinarias



Queridas Amsifas:


Les escribo justo después de concluir una reunión de formación con el regional Torreón, sesión realizada vía zoom, al igual que muchísimas de las actividades que a partir del inicio de la pandemia hemos realizado.


Ha sido mi primera actividad después de unos días de quietud y de paz vivido, no por gusto, (pero que disfrute ampliamente) sino a causa de haber dado positivo a COVID por segunda ocasión en lo que va de este año.


Tuve la oportunidad de leer algunos libros que tenía en lista de espera, pero le di preferencia a un libro que me hizo llegar nuestra Coordinadora Internacional Adriana, el libro se titula “MUJERES DE LA BIBLIA” que extraordinaria obra; que junto con la meditación de la carta Encíclica Fratelli Tutti en su capítulo segundo que compartí con el regional Torreón solo puedo decir: AMSIFAS “MUJERES

EXTRAORDINARIAS”. No busca este, ser un simple cumplido que busca cubrir una nota en la revista. Es una certeza que brota de un corazón que ha contemplado cómo cada Amsifa es una prolongación de las mujeres de la Biblia; cómo cada Amsifa, cada Centro, cada Regional ha vivido lo que el Papa Francisco nos pide en la Encíclica, cómo este maravilloso Carisma es para nosotros el espacio privilegiado para ser PRÓJIMO al modo del Evangelio.


Y te comparto cuales son las ideas que resuenan en mi corazón:


FT #56 ante las sombras descritas en el cap.1 buscamos una luz y Esa luz se descubre en la parábola del Buen Samaritano: “amaras a tu prójimo como a ti mismo” “¿quién es mi prójimo?” el prójimo es quien ayuda al necesitado sea quien sea.



También el Papa nos dice: Seamos parte activa en la rehabilitación y el auxilio de las sociedades heridas.


Hagámonos cargo de la realidad que nos corresponde, pero no lo hagamos solos, individualmente.




• Cuidemos la fragilidad de cada hombre, de cada mujer, de cada niño, de cada anciano, con actitud atenta, solidaria, atenta y de proximidad.



Y esto solo se hace realidad cuando al igual que las “mujeres de la Biblia” y de la historia, al igual que Carmelita Moncayo, se está atenta a la escucha de la Voz de Dios.

Gracias Amsifas mujeres extraordinarias; Mujeres que escuchan, mujeres atentas, solidarias próximas.



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo