La alegría de pertenecer a AMSIF

Queridas Amsifas hemos iniciado la preparación para celebrar los primeros 50 años de Amsif que extraordinario formar parte de este momento histórico, pero más aún, qué maravilloso es formar parte de Amsif.



Leyendo la Carta de Identidad puede percibirse la alegría de Carmelita al comparar a Amsif con una planta que ha ido creciendo: “Nunca pensamos, ni soñábamos siquiera que nuestra pequeña obra de Educación de Adultos dirigida a la mujer mexicana de nuestra Iglesia y nuestro pueblo, llegara a ser, en pocos años, una realidad en muchas ciudades y con cientos de centros de Promoción Integral de la Familia”.



Y hoy tu y yo podemos afirmar: pertenecemos a Amsif, a esta obra que ha crecido como una árbol fecundo.

Me encanta el verbo pertenecer:

  • Jesús pide constantemente a sus discípulos que “permanezcan en El”. La permanencia hace referencia a la pertenencia. (Lc 15) para que puedan dar fruto.

  • El tipo de frutos va a depender de en dónde esté enraizado. Un árbol bueno no da frutos malos.

  • El amor así funciona. Si yo no permanezco (pertenezco), olvido pronto y me voy con quién sea y para dónde sea.

  • La pertenencia a Jesucristo nos hace vivir desde El y no ya de nosotros mismos. Eso me llevará constantemente a El para recibir el alimento que necesito. No es una relación intimista, esto afectará todas las dimensiones de mi vida: pastoral, emocional, económico, familiar. Etc.

  • Jesus también dice pertenecer a Otro. El secreto de Jesús es una Persona: está aliado con su Padre. De El aprende todas las cosas, en los Evangelios Jesús no habla mucho de su Padre, sin embargo siempre está presente en su Ministerio. Al modo del árbol en relación con sus raíces, no se ven, pero ahí están y son las que dan vida.

  • Jn 5, 19 “el Hijo no puede hacer nada por su cuenta, sino lo que ve hacer al Padre” no quita eso dignidad a la persona? Entonces somos simples esclavos? No. En la fe la dignidad del individuo está en su pertenencia.

  • Desde su pertenencia al Padre Jesús es capaz de entregarse enteramente a los suyos. Y para servir bien al pueblo Jesús tiene que pertenecer al Dueño.

  • Es precisamente este ser de otro lo que da orientación a todo su ministerio de Enviado.

  • Cuando San Pablo inicia sus cartas el menciona su pertenencia “Pablo apóstol de Jesucristo” yo pertenezco a Otro. Y gracias a esta pertenencia su ministerio fue fecundo. Jesús no nos dio un plan, el individuo junto con otros y con el auxilio del Espíritu tiene que organizar cómo servirlo a Él ahí en donde está.


Queridas Amsifas Pertenecemos a Amsif y esta pertenencia nos da la certeza de que la obra que realizamos es De Dios. Siéntete feliz de pertenecer a Amsif y agradezcamos a Dios el ejército maravilloso de Amsifas, comenzando por Carmelita que con su pertenencia - permanencia y entrega han hecho posible estos primeros 50 años de frutos de vida nueva.


766 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo