top of page

El Carisma de AMSIF

Querida familia Amsif;

Creo necesario reflexionar con ustedes sobre el carisma de AMSIF que esta explícito en nuestra Carta de Identidad, que seguramente todas conocen y sobre todo, hacen vida: clarificarlo, recordarlo, para que lo compartamos con nuestros hermanos.

Carisma es un don de Dios, que El da a una persona o a un grupo, pero que es para los demás.





AMSIF lo recoge como un gran regalo. Nuestro carisma es el ser vida por la mujer y la familia, para que se superen en lo espiritual y en lo material, teniendo una opción preferencial por los que menos oportunidades han tenido en su vida.


Es el amor interno que se tiene en la evangelización y promoción integral de la familia a través de la mujer.

Nuestro carisma consiste también en que somos mujeres que trabajamos con mujeres responsables de la dignificación de la familia.

AMSIF recibe este carisma y lo tiene que dar. Si no cumple su misión de llegar a la mujer más necesitada, el carisma no se cumple, es un fruto que se pudre. Es entender como un valor el gastarse por las familias.


Si vivimos el carisma de AMSIF y logramos plasmar su objetivo, estaremos en el camino de la verdadera santidad a la que nos invita Juan Pablo II en el Tercer Milenio Enuente.

Es muy importante que en los Seminarios para Animadoras quede bien claro cuál es nuestro carisma; dar el tiempo necesario a la Carta de Identidad para que todos los miembros de AMSIF conozcan sus aún más orígenes, fundamentación, método, espiritualidad, estructuras y las vivamos desde nuestro carisma.


En diciembre, tan significativas fechas en las que conmemoramos el nacimiento de Jesús, pidámosle al Divino Niño que haga renacer en nuestros corazones el propósito firme de renovar nuestro compromiso con El, de llevar a más familias y comunidades su mensaje de evangelización y esperanza.

Felicidades para ustedes, sus familias, sus comunidades. Que el Divino Niño traiga mucha paz, mucha esperanza, mucha alegría y que llene nuestros corazones aún más, de un profundo amor a la Sagrada Familia.

Las quiere y ora por ustedes:

Carmelita.





*Cada día es un día que el Señor nos regala y cada momento del día está en Sus manos.*

Roy Lessin

Revista Compartiendo Nov-Dic.2000